Carrot Cake (Por Jesús Mendieta)

¡Hola chicos! ¡Mis compis de despacho están que se salen! Hoy os traigo la receta de la tarta de zanahoria tan rica que nos hizo el otro día Jesús. La receta original que él sigue es la de Food & Cook (blog que por cierto yo sigo habitualmente y os recomiendo porque tiene unas recetas chulísimas). Él usa nueces normales porque las que sugieren en el blog son muy difíciles de encontrar y no le echa piña. Salvo por eso, la receta es la misma. ¡Que la disfrutéis!
  • Se tuestan 100 g de nueces en el horno a temperatura baja (unos 180º) durante 8 minutos. Se dejan templar. Se deja el horno precalentando a esa temperatura. 
  • Se trituran 340 g de zanahorias muy finas. Tampoco deben quedar echas puré, pero sí en trozos pequeños. Se trituran también las nueces. 
  • Se mezclan bien en un recipiente 200 g de harina de repostería, 80 g de harina integral (esta tampoco es muy fácil de encontrar), 1 cucharadita de bicarbonato, 2 cucharaditas de levadura, 1/2 cucharadita de sal y 2 cucharaditas de canela
  • En otro recipiente se baten 4 huevos y a continuación se incorporan 200 g de azúcar blanca y 100 g de azúcar moreno. Se sigue batiendo hasta que quede una masa blanca y espumosa. Luego se añaden 240 ml de aceite de girasol y 1 cucharadita de esencia de vainilla. Se mezcla muy bien hasta obtener una masa homogénea y ligera. 
  • Se mezcla el contenido de los dos recipientes hasta que que queden bien integrados todos los ingredientes. Finalmente se añaden la zanahoria y las nueces que habíamos reservado y se mezcla todo. 
  • Se vierte la masa en un molde engrasado y se hornea a 180º durante aproximadamente 1 hora hasta que la masa esté lista (esto es, que al pinchar el bizcocho con una aguja, esta salga limpia). 
  • Mientras está el bizcocho en el horno se prepara la cobertura. Para ello se ponen en un recipiente 50 g de mantequilla y 300 g de queso crema tipo Philadelphia (a temperatura ambiente). Se baten con varillas hasta conseguir que quede casi montado. 
  • Se incorporan 250 g de azúcar glasé y 1 cucharadita de extracto de vainilla y se bate hasta que quede una mezcla uniforme y sin grumos. Seguidamente montan 300 ml de nata líquida que luego se incorporarán en varias tandas al resto de la mezcla suavemente y usando las varillas. 
  • Cuando el bizcocho está listo se saca del horno y se deja enfriar. Se parte el bizcocho en dos horizontalmente haciendo dos pisos. Entre medias se pone una capa de cobertura, luego se coloca el otro piso encima y se cubre todo con la mezcla de cobertura. 
  • ¡Ya está! Pero queda un detalle: la tarta tiene que estar por lo menos 1 hora en la nevera antes de que esté lista para comer para que la cobertura adquiera su textura óptima.